19 de marzo de 2008

Javier Errea. Por qué la infografía salvará a los periódicos


Fotografía sacada de update.snd.org


La conferencia de Javier Errea ya había tenido una previa en Visualmente, si embargo, lo dicho en la Universidad de Navarra fue mucho más allá de lo gráficos. Errea apostó fuerte por los géneros híbridos. No hay absolutos. Una información económica puede darse en forma de cómic, puede haber artículos sin palabras, como hizo Diario de Noticias (Pamplona) para denunciar el arresto de sus director. Todo un alegato contra la ortodoxia y a favor de la comunicación visual en los periódicos.
Defendió sobre todo al periodismo, que funciona mejor que las promociones, los suplementos y la publicidad invasiva. Todo ello para salvar la prensa en papel.
Demostró como nuestras nuevas fórmulas infográficas para salvar los datos ya están inventadas. Fortune en los años 30, London Illustrated en el año pasado o Colors en los 90 ya han utilizado los recursos que actualmente vemos como innovadores. Y también habían utilizado ya esas fórmulas que él mismo defendía como el salvavidas de los periódicos.
Habló de las épocas de la infografía en los periódicos, y como la actual, tras la fascinación por la herramienta de la primera guerra de Irak y una mayor sobriedad en la segunda, responde a un fórmula pseudomatemática:
50% de New York Times + 25% del Clarín de J. Serra + 25% de El Correo de Baptista y Zarracina

En resumen, que Tufte y la ortodoxia funcionan en muchos casos. Pero otros necesitan un plus para enganchar al lector y no hay que rasgarse las vestiduras por no cumplir con los purismos.

Mi opinión personal, y por ello menos cualificada que la de Javier, es que es cierto que debemos dejar de ser tan 'talibanes' con los gráficos, pero creo que tampoco todo el monte es orégano. Coger mañana El País y encontrarnos una página explicando la crisis bursátil en cómic supondría más de infarto. Él mismo decía que la mayor oposición a las nuevas fórmulas proviene de los propios periódicos, que los lectores lo asimilan perfectamente y nunca nadie se queja. Yo creo que es un camino a recorrer poco a poco. Los medios nuevos o más populares pueden ir abriendo camino, y los grandes ir incorporando estas fórmulas poco a poco. Pero es camino que parece imposible y es factible, como parecía imposible la 'tabloidización' de periódicos como The Times y ahí está. Sin embargo, no creo que gráficos tenga que ser la sección abanderada de esta 'revlución' que él propone. La mayoría de las soluciones mostradas provenía del diseño, y de todos modos, esto debe ser siempre un compromiso del peródico entero. Las soluciones pueden venir de un maquetador, un infografista, un redactor o un fotógrafo.