26 de abril de 2009

Consejos que me dieron nada más empezar en esto

Mi primer trabajo, más allá de las prácticas de verano, fue en La Voz de Galicia, donde coincidí con un gran equipo comandado por Xoán González. Él me dio algunos consejos muy simples que siempre he tenido presente en esto.

1. Rigor total
Durante el desastre del Prestige no se colocaba una mancha de petróleo de la que no se supieran las coordenadas exactas. Esos días La Voz de Galicia se convirtió en la referencia para el resto de medios españoles.
Totalmente contrario a frases que he oído en otros medios: "Si sólo pudiéramos poner lo que sabemos seguro no podríamos llenar los periódicos". Escandaloso.



2. A partir de seis unidades, la gente deja de contar
Comparar con 150 o 2.000 campos de fútbol no vale para nada, la gente simplemente imagina una extensión muy grande en ambos casos, pero no se hace una idea real. Como máximo, seis unidades de algo para comparar, y comparar con algo unitario es preferible. Mejor 'del mismo tamaño que España' que '90 veces el tamaño de Cantabria', por poner un ejemplo.

3. Cuidado con lo que señalas
No vale de nada señalar cosas en un cuerpo, por ejemplo, para 'ilustrar' algo. Eso de que haya una enfermedad que produce 'malestar general' y lo señalemos con una flecha al estómago del muñeco no aporta nada. Podría estar en la pierna. O un coche al que lanzamos una flecha al capó con la leyenda 'Precio asequible'.
Ejemplo erróneo: Sudoración, debilidad o sensación de cansancio señalados en la espalda. ¿Por qué?




4. Contención cromática
En La Voz había dos colores en el libro de estilo. Una suave (ocre claro) y otro para destacar (rojo). Lo que se pudiera hacer con esos colores y tonos suyos se hacía con ellos y ninguno más. A veces podía parecer un tanto espartano, pero se creaba un código muy claro para el lector y era fácilmente convertible blanco y negro.

Fueron muchos más. Pero estos me quedaron grabados a fuego.

3 comentarios:

Alberto Cairo dijo...

La Voz de Galicia es uno de los mejores lugares para aprender infografía. Tiene un departamento con un talento inmenso (Xoan, Manuela, Pablo, Carlos...) minusvalorado por directores y subdirectores cortos de miras. Ellos se lo pierden.

Anibal Maiz dijo...

Chiqui, muy interesante los consejos. Recuerdo que cuando yo empezé con esto, un colega (que fue quien abrio el servicio en la AFP hace ya 20 años, Francis Nailler me dio casi los mismos consejos para hacer un mapa sobre el prestige.

Un abrazo desde lejos,

Anibal

Xaquín G.V. dijo...

Qué curioso, Chiqui, Alberto y yo aprendimos en el mismo sitio :) Y los directores siguen sin confiar en quienes nos enseñaron. En fin, que país.