20 de noviembre de 2007

Metáforas

Muchas veces, la mejor forma de explicar un tema muy complicado es usar una metáfora. Un es "es como si..." para lo que los españoles somos muy dados a usar el fútbol para explicar otros deportes (Este jugador de cricket es el Ronaldinho de ellos). Para los temas de salud las metáforas funcionan muchas veces muy bien. Un claro ejemplo fue la serie Érase una vez la Vida. Gracias a ella muchos de los que éramos niños cuando la echaban sabemos hoy para qué sirven las plaquetas, cómo funciona el sistema nervioso, los glóbulos rojos o los anticuerpos.


Con ese mismo propósito creó Fritz Kahn este póster en 1926, explicando al "hombre como un palacio industrial" (visto en Boing Boing). En él se intenta hacer entender el funcionamiento del sistema digestivo y respiratorio. En aquel momento al industria química alemana era una de las mas fuertes del mundo, y la gente entendía mejor los conceptos de producción industrial que los de biología. Hoy nuestro trabajo tiene muchas veces que buscar el mismo propósito: encontrar un referente cercano para explicar conceptos complicados. Siempre con rigor y no haciendo que la metáfora modifique la realidad, pero acercando al lector conceptos que de otro modo no llegarían a ellos. Explicar y hacer entender es, al fin y al cabo, nuestro trabajo.