23 de enero de 2010

Lo que enviarías a Malofiej (IV) - Grupo Apoyo (Perú)


Robinson Choquetaype es Jefe de Desarrollo Gráfico e Infografía del Apoyo Publicaciones, empresa peruana del Grupo Apoyo. Este grupo publica Perú Económico y Semana Económica, dos revistas a las que pertenecen los gráficos publicados en este post.



Este último gráfico pertenece a una sección llamada Cholonomics, que el propio Robinson explica:
En esta sección de Perú Económico buscamos mostrar infográficamente las distintas formas de trabajar (‘laburos’, ‘chambas’, ‘business’) de hombres y mujeres que se ganan la vida inventando y reinventando sus trabajos. La información que se muestra es estrictamente de calle: es reporteo ‘face to face’, con pocas teorías y cifras de salón. Aquí lo importante y teórico es la metodología que utilizan los analistas (redactores) para recoger los datos, la forma de abordar a los personajes, la forma de conocer su ‘negocio’. El siguiente reto es mostrarlos gráficamente. Representar esta realidad respetando su esencia en colores y formas, mostrando lo popular, lo cholo (andino, autóctono) y lo ‘chicha’ (forma común de llamar a lo pintoresco o muy popular en el Perú) manteniendo el sentido infográfico del orden de información, el análisis de datos y, por supuesto, el manejo de color. La idea del Cholonomics% es contar una historia de negocios (o micronegocios) en palabras y formas de sus propios protagonistas. CHOLO porque es la forma popular de llamar a las personas de la sierra en algunos países de América y NOMICS% porque estudiamos su economía y su creatividad para hacer ‘business’.


Perú es un sitio muy interesante para la infografía. No sólo por los trabajos de Robinson Choquetaype, también hay que echar un ojo a El Comercio o al agencia de Xabi Díaz de Cerio, Fábrica de Ideas.

La explicación de los próximos gráficos también quedan a cargo de Choquetaype

La belleza del Amazonas no sólo es sinónimo de fauna y vegetación aún por descubrir también es una importante vía de transporte entre los países que comparten su larga extension, pudiendo así unir el Atlántico y el Pacífico a través de sus caudalosas aguas.

Por esta vía navegan diariamente cientos de personas en grandes motonaves (barcos) ya sea por negocio o simplemente para estar en contacto con sus familias asentadas a lo largo del inmenso río. En la amazonía peruana, no hay carreteras directas para llegar a Lima. Iquitos, la principal ciudad selvática es casi una isla, solo se llega en avión o en barco (más económico), es esta su importancia social y estratégica para transportar mercadería y carga de todo tipo. Está infografía pretende que el lector conozca este negocio, conozca esta forma de transporte y sobre todo una más de las posibilidades y potencialidades que brinda el inmenso Amazonas. Para tener toda la información disponible y de fuentes directas para esta infografía, viaje hasta Iquitos en avión, y un día después me encontraba navegando en la motonave más grande de la amazonía peruana con capacidad máxima de hasta 250 pasajeros y 2,200 TN para carga.


‘Agua bella’ a cuentagotas
El agua es un recurso de gran valor… también monetario, sobre todo para los que viven literalmente en las puntas de los cerros de las zonas periféricas de Lima. Y no son pocos. Con un total de 28 millones de habitantes en el Perú, solo un 20 por ciento cuenta con servicio de agua potable.
Esta problemática socioeconómica se abordó con el fin de conocer a fondo el negocio de la venta de agua potable de los camiones cisternas (2 soles por cilindro de 200 litros), el trabajo diario de los aguateros (personas dedicadas a este oficio), pasando por todo el flujo que implica esta labor, sin dejar de lado a los otros protagonistas: la población afectada por la escasez de este bien y el riesgo que corren -sin opción alguna-, al pagar por agua, no siempre purificada, que muchas veces son de ríos o pozos subterráneos.
Asimismo, Cholonomics hace comparativas de Lima con otras grandes ciudades de América Latina, como Río de Janeiro y Santiago, respecto a las reservas de agua. El resultado, Lima es un desierto.

Y mañana, lo que enviarían a Malofiej los alumnos de Periodismo de la Universidade Federal de Santa Catarina (Brasil), que también hay que cuidar la cantera.


Share