12 de enero de 2008

Valen por mil palabras

La palabra inglesa 'chart', aunque literlamente se puede traducir como 'carta' (Según Babelfish), se utiliza en infografía para referirise a los gráficos en los que se miden o comparan cantidades, repartos, evoluciones... Aquellos en los que no se intenta recrear una imagen real, si no representar un concepto cuantitativo. A veces se les llama gráficos estadísticos, aunque midan muchas más cosas.
El caso es que The Economist, una de las publicaciones con mejor reputación del mundo, ha elegido los que para ellos son los tres mejores 'charts' de la historia :


DIAGRAMA DE CAUSAS DE MORTALIDAD EN EL EJÉRCITO EN EL ESTE



Este gráfico, conocido como 'la rosa de Nightingale' provocó que el gobierno británico constituyera una comisión para mejorar las condiciones sanitarios de sus soldados en la Guerra de Crimea, ya que demostraba que, incluso fuera de combate, un soldado tenía el doble de posibilidades de morir que un ciudadano normal. Dividió las causas de muerte en tres categorías: azul para las enfermedades infecciosas, roja para heridas y negro para el resto.


CAMPAÑA RUSA DE NAPOLEÓN DE 1812



Clásico entre los clásicos, este diagrama de Minard muestra la cantidad de soldados que iban quedando en las filas de Napoléon en su ida y vuelta a Rusia. Hay información cuantitativa, geográfica e incluso de temperaturas. Una buena fama ganada a pulso.



COMPARACIÓN DEL PRECIO DEL TRIGO Y LOS SALARIOS



Publicado en 1821 por William Playfair. Compara el precio de un cuarto (supongo que de libra, de onza, o de la medidad anglosajona en la que quiera que se midan estas cosas) de trigo con el sueldo que percibía a la semana 'un buen mecánico'. Y lo hacía desde 1565 a 1821. quería asi demostrar que nunca el trigo había sido tan accesible como en ese momento.


No sé si serán los tres mejores de la historia, no conzoco tanto. Pero sí que abrieron muchos nuevos caminos y conceptos a la infografía, y mostraron que los gráficos, pese a las críticas que no pocas veces reciben, son útiles. Y no sólo en prensa.