9 de octubre de 2008

Cómo se hizo: exhumación y autopsia de Francisco Pizarro

Latinoamérica es una fábrica incesante de talentos infográficos. Uno de los medios con más solera en este campo es El Comercio (Lima, Perú). Uno de sus infografistas, Raúl Rodriguez, explica el proceso que siguieron para realizar una de sus últimas grandes piezas.

"Hace una semana se inauguró una muestra en la Basílica Catedral de Lima sobre el conquistador del Perú Francisco Pizarro cuyos restos yacen allí. Esta muestra se enfocaba en la invesigación que llevaron a cabo parte del Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF) dónde identificaron y examinaron los restos de este histórico personaje. Este equipo es conocido por haber investigado fosas comunes en nuestro país y en Bosnia en casos de violación a los derechos humanos.
Meses atrás la gente de prensa del Arzobispado de Lima se habían contactado nuestra sección de infografía para ver la posibilidad de que el material que estaban elaborando en esta investigación sirviera para hacer un gráfico, al enterarnos de esto todos pusimos la misma cara (esa de '¿Estás bromeando? Claro que sí')
Al ver el material que nos proporcionaron y al ver la manera en la que se había llevado a cabo este trabajo no nos quedó duda que se imponía un gráfico del tipo forense, ya que al examinar los restos empezaron de cero. Primero confirmando que se tratara de un hombre (supongo que nadie quería sorpresas), luego determinar la edad del mismo al momento de su muerte y la antigüedad de los restos.
Una vez ubicado el personaje en género, edad y época se procedió a establecer las causas de su muerte. Este hecho estuvo rodeado de muchas leyendas en parte impulsadas por los cronistas de la época y por otra parte los historiadores que “recreaban” las circunstancias en las que el Marqués fue asesinado. Recuerdo algún que otro libro que citaba exclamaciones de Pizarro mientras luchaba por su vida;
Imaginación FC:5 – Deportivo Datos Precisos: 0, goleada."



"Lo que más llamó la atención de los restos fue el cráneo, ya que presentaba muchas heridas que coinciden con las versiones más difundidas sobre este hecho. Se cuenta que Pizarro fue víctima de un complot encabezado por el hijo de Diego de Almagro, su socio de la conquista, y a quien, se dice, Pizarro traicionó con el asunto de la repartición de tierras. Este cráneo muestra diversas heridas cortantes a nivel de las vertebras cervicales lo cual nos muestra dos cosas, la destreza de los espadachines (que por la cantidad de heridas deben haber sido varios) y la intención de cortarle la cabeza para ponerlo en una picota."

"Al reunir el material consulté sobre el espacio disponible, lo que había para ser publicado el domingo era una página en blanco y negro donde se haría una entrevista a Hernando de Orellana Pizarro, descendiente del Marqués y presidente de la fundación Obra Pía de los Pizarro con sede en Trujillo de Extremadura, España."

"Había que adecuarse a las circunstancias y lo básico era contar brevemente las razones conocidas de esta muerte. Para esto se utilizó unas pequeñas piezas que encabezan el gráfico, estas ayudas suelen ser esenciales ya que en infografía (como en la ciencia forense) es bueno partir de cero, asumir que el lector es nuevo en el tema y así poder llegar a la mayor cantidad de gente posible."



"La estructura (una L invertida) que sugería la página, condicionaba de cierta manera el modo en que tenía que ser contada la historia del estudio forense (ver boceto). Así se comenzó con un dibujo de la cabeza y cuello de Pizarro en donde se ubican las fotos de la vertebras cervicales dañadas en su contexto, luego se analiza el cráneo y las multiples heridas que este presenta. La parte larga de esta L invertida se ajusta a la forma del esqueleto completo en donde se indican otras heridas y las enfermedades que haya podido sufrir el occiso."



"Finalmente se señala el lugar donde descansan los restos y son exhibidos, además se muestra la foto de su descendiente cuyo ADN sera estudiado posteriormente. Pasado, presente y futuro."